viernes, 10 de octubre de 2014

ENJAULADA HELENA

Entre la culpa, la pasión y la compasión. Incesante, el mar de Troya le arrastra el recuerdo arrumbado de una improbable, cara y destrozada libertad. Ya le da igual irse o quedarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario