domingo, 20 de octubre de 2013

NO FUE MEJOR


Pues no. Cualquier tiempo pasado no fue mejor.
Creí seguir la recomendación de un salmo ("Enséñanos a calcular nuestros años para que adquiramos un corazón sensato") y me perdí en fragmentillos.
Veinte años no es nada, dice el tango.
Y pensar que hace diez años... dice otro.
Los años que hagan falta nos da el Altísimo para que adquiramos un corazón sensato.
Un corazón sensato quizá deba ser "un corazón humillado y quebrantado"
Y seguramente para eso están los años. para humillar y quebrantar al corazón.
En tal caso, bienvenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario