miércoles, 12 de junio de 2013

Segunda parte

ALZO los ojos en la noche oscura,
y ésa es mi perdición. Desde una estrella
que refulge esta noche para mí
más que ninguna otra,
me va llegando sin piedad al pecho
un cataclismo de diamante puro.
Y me abre ahí una herida tanta luz,
y la herida no sangra, porque se cauteriza
con su propio dolor, que es alegría,
que es muerte y nacimiento,
un volver a vivir desde el principio,
y esta vez para siempre.

Eloy Sánchez Rosillo. 

Esta es la de hoy. Anda que. Si la de ayer era el resumen esta destripa el argumento entero. Porque en "El caballo de Santiago" un hombre alza sus ojos al cielo, y le va llegando un cataclismo de diamante puro, y le abre una herida que... tal cual.
Sospecha 1: el inconsciente colectivo existe.
Sospecha 2.: se empeña en decir algo.
Sospecha 3: elige un poema y un cuento desconocidos entre sí.
Sospecha 4: Borges y otros ya lo sospecharon.
Sospecha 5: Si cualquiera, si yo levanto mis ojos a los montes, de donde me vendrá el auxilio, el auxilio será la luz, la explicación que, una vez formulada, se vuelve inexplicable.
Y no me desharé del cuento, qué coño. Me gusta mucho.

2 comentarios:

  1. EXACTAMENTE, ¡ Que c..., si nos gusta mucho !

    ResponderEliminar
  2. Ni se te ocurra irte primero!!!

    ResponderEliminar