sábado, 26 de enero de 2013

TACONEOS


Uno más y los dejo en paz.
¿Qué tienen de bueno aparte de su evidente incomodidad?
¿Que alargan las piernas? Como aquel infame Procusto que, al menos, tenía el detalle de tender en la cama a sus víctimas.
Son un puro machismo. Como los bolsitos de fiesta.
Una mujer en una fiesta es menos que un objeto decorativo.
Presa en sus tacones se esfuerza en sonreír.
Necesita mentir una felicidad inmensa.
Porque no puede salir corriendo. Con lo que se le supone:
-que está agustísimo entre gentes de su total confianza. Sí o sí.
-que se siente una bella encaramada
-que no le gusta su estatura y aspira a las alturas
-que ojalá alguien le haga sentarse de una vez (inválida de incógnito)
-que ha debido llevar un acompañante de profundos bolsillos que le guarde las cosas
-que una diosa no tiene que llevar más cosas
-que mientras no se sienten unas cuantas no se sienta ella, vayan a pensar...
-que parece joven y sana, y como prueba sonríe para que se le vean los dientes
-que mantiene una correcta postura obligada, ella, que a lo mejor se piensa libre
-...
Una mujer en sus tacones es un resto de esclava, delirantes pasitos de no sé qué especie de geisha occidental. Luego no ha servido de nada tanta revolución y progreso.
Dentro de mil años, a lo mejor de menos, exhibirán los tacones en los museos como viejos y refinados instrumentos de tortura. Junto a los aros que forman los collares indígenas de los padaung y las vendas chinas.

2 comentarios:

  1. Seguro que llevas zapatillas de esas propulsoras sobre la fuente de la bicha, que te hacen caminar como sobre nubes( un engaño mas), además me apuesto a que tienes unos cuantos chalecos de 1.000 bolsillos. Ayer lei que una señora se ponia el mechero en el tirante del sujetador, y con gesto sexi lo sacaba...para encender sus pitillos lo cual encantaba a los caballeros...

    ResponderEliminar
  2. Justamente, las llevo, pero además mis huesos me lo agradecen, cosa que dudo de otros zapatos. Y no llevo chalecos, pero sí bolsillos. Dos.

    ResponderEliminar