miércoles, 3 de octubre de 2012

CONTRA EL OLVIDO

Un buen día de hace casi un siglo Antonio Reche Fajardo fue al estudio fotográfico (de El Forit, probablemente) a ver cómo le iba a su hijo Antonio en el aprendizaje. El fotógrafo le hizo sentarse con su hijo pequeño, Venancio, sobre las rodillas y Antonio de pie, a su lado. Ahí nos miran los tres, serios y atentos a las indicaciones, desde la vieja fotografía, que me apresuro a rescatar antes que el tiempo la devore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario