sábado, 12 de mayo de 2012

SUEÑO DE VERANO



Soñó que iba con una amiga por la calle que baja del Cristo de la Yedra al Hospital Real. 

En la placeta de san Isidro entran en una pastelería.

Dos chicas descuidadas y despeinadas les “sirven” sobre un trozo de papel pequeñas cortezas de hojaldre, sin plato y sin servilleta. Son como migajas que quedan de pasteles ausentes.

Ella y su amiga se las comen y las celebran con mucho respeto y educación, porque la pastelería es de no se sabe qué programa de reinserción de la mujer, llevado por la Junta, o el Ayuntamiento, o algo así.

Cuando salen se sienten muy disgustadas de tanto mentir y ser amables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario